Noticias

Noticias judiciales en torno a los préstamos hipotecarios.

El año 2016 terminó con la publicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea estableciendo que las entidades bancarias tendrán que devolver a sus clientes todo lo que estos han abonado de más durante la vida de los préstamos hipotecarios, y no solo a partir del 9 de mayo de 2013, como fijó el Tribunal Supremo.

Este año 2017 nos trae más noticias en torno a los préstamos hipotecarios, y se estrena con un nuevo frente abierto para los bancos, ya que varios juzgados han dictado sentencias que, haciendo suya la doctrina fijada por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo del 23 de diciembre de 2015, declaran como abusivas, y por tanto nulas, las cláusulas que obligan a que sean de cuenta exclusiva del cliente los costes asociados a la elevación a escritura pública del contrato del préstamo, su inscripción en el Registro de la Propiedad y el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Las últimas sentencias conocidas han hecho reaccionar a varias entidades bancarias para evitar hacer frente a una sucesión de procesos judiciales, y ya han modificado las cláusulas de sus hipotecas, de modo que en lo sucesivo asumirán parte de los costes asociados a la contratación del préstamo hipotecario. No obstante esta decisión, sin aplicación retroactiva, no evitará que los bancos tengan que afrontar las reclamaciones que presenten sus clientes para recuperar parte de los gastos derivados de la formalización del préstamo hipotecario.

Aquellos particulares que aún no hayan visto resueltas sus pretensiones por sentencia firme, y decidan reclamar la devolución de las cantidades abonadas indebidamente por la aplicación de la cláusula suelo de su préstamo hipotecario, pueden reclamar simultáneamente la devolución de parte de los gastos que afrontaron en el momento de la firma del mismo. Por el momento, los afectados por estas cláusulas deberán que acudir a la vía judicial para ver reconocido su derecho, ya que las entidades bancarias entienden que no se puede reconocer la nulidad con carácter general y automático, debido a que las circunstancias en las que se firman los préstamos hipotecarios no son siempre similares y por tanto, no todas las cláusulas suelo, o todas las cláusulas que obligan a los clientes a afrontar los gastos asociados a la firma de la hipoteca pueden considerarse nulas.

 

Un juzgado de Oviedo condena a Liberbank a devolver los gastos de formalización de un préstamo hipotecario.

El Juzgado de Primera Instancia número once de Oviedo, ha dictado una sentencia en la que se condena a la entidad bancaria Liberbank a reintegrar todo lo que abonó el cliente para satisfacer los costes de “todos los gastos futuros, o pendientes de pago por aranceles notariales y registrales relativos a la constitución (incluidos los de la primera copia de la presente escritura para la prestamista y en su caso los derivados de los documentos acreditativos de las disposiciones), modificación o cancelación de la hipoteca, incluidas las comisiones y gastos del otorgamiento de la carta de pago”, así como “todos los gastos futuros, o pendientes de pago por gastos de gestoría por la tramitación de la escritura ante el Registro de la Propiedad”.

El magistrado fundamenta esta sentencia en la jurisprudencia del Supremo fijada en su sentencia 705/2015, y determina que este tipo de cláusulas generan un desequilibrio y, por tanto, se consideran abusivas de acuerdo con el artículo 89 de la Ley 1/2007, de 16 de noviembre, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Share This